Blancorexia la obsesión por unos dientes blancos

Search
Entradas recientes

A todos nos gusta lucir una bonita sonrisa, pero la preocupación hoy en día no es por tener una dentadura alineada y sana, sino que, la sociedad ahora apuesta por tener los dientes más blancos y brillantes.

Los pacientes ya no acuden a las clínicas para hacerse tratamientos que conserven o recuperen su salud bucal, sino que el deseo de ellos es tener cada vez los dientes más blancos. El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos con mayor demanda hoy en día.

El querer lucir una sonrisa bonita es algo natural que no representa ningún problema, pero cuando el deseo por tener los dientes cada vez más blancos se vuelve obsesión, puede poner en peligro la salud bucodental. Hablamos entonces de la Blancorexia.

Los dientes sanos no son absolutamente blancos. Los expertos afirman que este se asemeja más a un tono marfil y, además, está condicionado por aspectos genéticos y hábitos de alimentación e, incluso, por el consumo de ciertos medicamentos. Aunque con una higiene y unos cuidados adecuados, o con ayuda de un tratamiento de blanqueamiento dental a cargo de un odontólogo profesional, se puede conseguir mejorar el color de los dientes haciéndolos más blancos.

Las personas con Blancorexia, poseen una percepción errónea de la coloración de su dentadura. Están obsesionadas por tener la sonrisa perfecta de los famosos y los modelos publicitarios y suelen recurrir a productos que se comercializan en farmacias, parafarmacias y supermercados. Esto significa que se hacen los tratamientos por su cuenta, con mayor frecuencia de la recomendable, y sin supervisión especializada.

La mayor parte de los productos blanqueadores contienen sustancias como el peróxido de hidrógeno, o el peróxido de carbamida, y normalmente se aplican mediante férulas.

Usar estas sustancias sin el control de un especialista puede tener una larga lista de efectos negativo sobre los dientes, especialmente si se aplican de forma reiterada y excesiva:

  • Hipersensibilidad dental.
  • Irritación de las encías.
  • Gingivitis.
  • Alteraciones en la percepción del sabor.
  • Pérdida o desmineralización del esmalte dental.
  • Necrosis pulpar.
  • Pérdida del diente.

Desconfía de los productos ‘milagro’ que se venden en Internet y en algunos establecimientos, y no recurras a soluciones caseras, ya que pueden ser peligrosas.

El blanqueamiento dental es una técnica que tiene que ser realizada por profesionales, que son los que están cualificados para determinar si una persona tiene una buena salud oral, y cuál es el tratamiento más adecuado y menos invasivo en cada caso, ya que las sustancias químicas que contienen los blanqueantes pueden irritar las encías o dañar el esmalte, y es necesario dejar pasar un tiempo entre un tratamiento y el siguiente.

En Sé Tú Clínica ofrecemos tratamientos de blanqueamiento dental con todas las garantías de eficacia y de seguridad para que luzcas una sonrisa blanca y brillante sin poner en riesgo la salud de tus dientes.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Llama al 964 506 745 y empieza a ser tú!