Cepillarse los dientes con fuerza puede tener graves consecuencias con el tiempo

Nos lavamos los dientes casi por inercia. Parece una tarea sencilla y creemos que lo hacemos bien, y por eso no reparamos en el cómo. Y como cualquier costumbre o hábito, es posible que tengamos cosas que mejorar.

Es cierto que el cepillado dental es clave para mantener una correcta salud buco-dental, pero realizar este de forma incorrecta puede perjudicarnos mucho. Si no lo hacemos bien, puede conllevar la producción de caries o problemas en las encías.

Una de las cosas a mejorar a la hora de cepillarnos los dientes es la fuerza con la que lo hacemos. Es algo más habitual de lo que pensamos ya que muchas personas creen que la limpieza será mucho más efectiva. Pero, no solo no es así, sino que, es una forma de dañar nuestros dientes.

Un cepillado dental agresivo es muy perjudicial para la sonrisa provocando una serie de efectos.

  • Sensibilidad dental : Esta sensibilidad puede cursar con molestias o dolor cuando tomamos alimentos o bebidas fríos o calientes.
  • Desgastes dentales: Provocados por cepillarnos muy fuerte. Se provoca una erosión del esmalte dental y ello puede derivar en la sensibilidad dental anteriormente descrita. Además, hará que nuestros dientes sean más susceptibles al taque los ácidos de la placa bacteriana, lo que se puede traducir como un aumento al riesgo de padecer caries.
  • Retracción de las encías o retracción gingival: Un cepillado agresivo provocará la pérdida del tejido gingival que provocará que la zona cervical y radicular del diente quede expuesta. Los dientes se mostrarán más largos y presentarán hipersensibilidad a estímulos como el frío y el calor. Las zonas dentales expuestas serán susceptibles a padecer caries dental.
  • Caries radiculares: Es decir, caries en la raíz de los dientes. Este tipo de caries se deberán detectar y tratar con celeridad para un correcto pronóstico del diente.
  • Abfracciones dentales: Se trata del desprendimiento del esmalte dental en la zona cervical o del cuello del diente. Esta zona será más susceptible asimismo a padecer caries dental.

No nos servirá de nada cepillar los dientes a diario si realizamos una técnica demasiado agresiva, sino todo lo contrario: estaremos acelerando el desgaste dental y dañaremos el tejido gingival y el esmalte. Es por ello que es muy importante que aprendamos a cepillarnos de forma correcta.

En Sé Tú Clínica realizamos un estudio personalizado para garantizar una sonrisa natural, más sana y bonita. Una buena técnica de cepillado y las visitas regulares al dentista son clave para mantener una sonrisa sana toda la vida.

 

¡Llama al 964 506 745 y empieza a ser tú!